“La Nueva Política” la propuesta de Sergio Bustos para los desencantados

Politica

Sergio Bustos con Alex Ziegler. Uno por fuera el otro por dentro del PRO siguen peleando su espacio de poder

 

La Crisis de representatividad que enfrentan los indecisos

La crisis económica en del  2001 disparó un clamor de la población hacia la clase política, con la consigna de “que se vayan todos” que provocó la renuncia del entonces presidente radical, Fernando De la Rúa, y que  hoy muchos ven que la situación actual del país, ante los sonados casos de corrupción, podría volver a repetirse. Si bien no hay un pronunciamiento que evidencie una crisis de representatividad política, un gran sector de la población no se siente representado ni por el PRO de Mauricio Macri no por el peronismo “nacional y popular” de los Kirchner o por las distintas vertientes opositoras a este modelo nacional actual. Algo similar sucede en Misiones, donde  el Frente Renovador de la Concordia Social, sufre el desgaste de credibilidad después de estar 14 años en el poder. Tampoco convencen los distintos partidos de la oposición, que finalmente terminan no siendo una alternativa democrática sino una prolongación del oficialismo sin dar demasiadas propuestas a la gobernabilidad.  Es en este contexto social e histórico que surge este nuevo partido político, que busca ofrecer a los desencantados misioneros,  la alternativa para aquellos que no se sienten representados por ninguna de las ofertas políticas y que no dependen exclusivamente del poder político, ya que no pertenecen a la Administración pública provincial ni tienen negocios con el estado,  ni nada que los relacione con el oficialismo. Este partido político llega buscando dar a los que reclaman, lo que necesitan, aunque para ello quizá no puedan presentar candidatos en estas legislativas por falta de afiliados. Sin embargo siguen trabajando para lograrlo.  Y este gesto hace mucho más en sus seguidores que las promesas de aquellos que están en el poder. Su creador, el joven martillero público y dentro de poco abogado, Sergio Bustos explica que, han trabajado intensamente en muchas ciudades del interior de la provincia y no solo recorriendo los barrios de Posadas, presentando sus propuestas a la gente de los barrios. “Hemos recibido una muy buena recepción por parte de la gente. Y además pudimos comprobar que estamos por el buen camino, ya que no solo pudimos interpretar lo que esperan de sus representantes, sino que este genuino contacto con la gente que trabaja y que está haciendo su esfuerzo por la provincia, se ha convertido en nuestro objetivo. Y desde allí nacieron nuestras propuestas para representarlos” dice entusiasmado Bustos.

 

¿Quién es Sergio Bustos?

Aclara que no es abogado, “todavía me faltan algunas materias” dice y aclara que es martillero público, pero que la política le tira, “desde siempre”. Cuenta que él fue quien trajo el PRO a Misiones, pero cuando Mauricio Macri le dijo que Ramón Puerta, el ex gobernador misionero y presidente de la Argentina por un día, iba a ser su “jefe político”  decidió dar un paso al costado, pero continuó dentro del espacio político. Luego, cuando se disputaban las candidaturas y las alianzas dentro de CAMBIEMOS, le reclamó al presidente Macri que revea su decisión de que Humberto Schiavoni sea el candidato oficial del partido que los representaría en el Senado. Si bien este fue y volvió a serlo, presidente de Propuesta Republicana (PRO) y gozaba y goza de la total confianza de Macri, Bustos lo denunció por hallarse involucrado, en la operatoria de “sueños compartidos” como funcionario del  gobierno de la ciudad de Buenos Aires, cuando Macri era jefe del gobierno porteño. Lo que le valió la expulsión del PRO. Mientras enfrentaba el exilio del partido, Bustos reclamó que en Misiones el PRO no podía usar el nombre de CAMBIEMOS, como partido político ya que no les pertenecía. Y lo explicó durante una entrevista televisiva donde explico que  Jorge Rattier Berrondo y Alfredo Schiavoni, no inscribieron el partido CAMBIEMOS en la justicia electoral provincial –lo hicieron ante el Tribunal Electoral Nacional, discusión que fue zanjada creando un frente, y asi lo inscribieron, que englobaría varios partidos políticos, entre ellos el de Ziegler y el de Ramón Puerta, por lo que Bustos se quedó como titular del partido Cambiemos pero los Schiavoni y Puerta se unieron en un frente bajo ese nombre que finalmente fue a las elecciones del 2015. Dentro del PRO repiten al unísono a quien quiera oír que Bustos, “no tiene nada que ver con nosotros” e incluso, muestran el archivo con fotos donde se le ve a Bustos trabajando para la campaña de Miguel Ángel Iturrieta, hace unos cinco años atrás en su postulación como intendente de Posadas o con Daniel Scioli, demostrando que,  “la verdad sobre Sergio Bustos, el autoproclamado fundador del PRO. Es un infiltrado de la renovación que pretende perjudicar lo que con tanto esfuerzo construimos” dando por cerrado el caso.

 

De Cambiemos a la Nueva Política

Podría decirse que este joven de 39 años enfrenta una nueva etapa, la tercera en su lucha por llevar adelante sus ideas, que se parecen mucho a las que sostiene Mauricio Macri y su entorno, pero en su andar,  también ha aprendido estrategias para sobrevivir políticamente. Fue entonces que armo su partido político que lleva el nombre de “La nueva política” cuyas bases las presento diciendo que es un partido político “con nueva gente, nuevas ideas y dejando la vieja política de lado salimos adelante con “la nueva política”.  Nuestro norte será el trabajo digno, la baja de impuestos, la educación con un sistema transparente de pagos, la reducción de la dieta de los políticos, la especial y esencial atención de nuestro producto madre, la yerba mate, la madera y el té. Pediremos la consideración especial para misiones, por su posición geográfica, para que sea tratada impositivamente de una manera más acorde a la realidad económica. La proliferación del trabajo está en lo más alto de nuestros deseos y propósitos para que más misioneros puedan tenerlo y ganarse el pan digna y honradamente.  Otro de los temas que nos ocupa y nos seguiremos ocupando será el cuidado del medioambiente y la producción de energía sana. Ello será nuestra posición implacable. No dependemos de ningún partido provincial ni nacional, somos “La nueva Política” un partido político que nació desde la propia gente que quiere un cambio. Porque los que lo formamos somos gente sana, sin cargos públicos y en su mayoría provenimos de la clase trabajadora.” Su sede partidaria se encuentra en el salón del Hotel Julio Cesar. Fabián. V es uno de los muchos que fueron “a ver qué pasaba” pero salieron desencantados: “hablan mucho, pero no los veo como que puedan hacer algo para cambiar lo que vivimos en Misiones”.  Adela.S, dice que “están bien encarados, pero no tienen plata como para moverse y todo lo hacen a pulmón. Se vé que están solos” reconoce. Y Lisandro Andrade, rechaza la invitación a afiliarse diciendo, “no gracias”.  Bustos no se achica, Misionesopina lo retrata al decir que: “fue candidato de Compromiso para el Cambio en el 2007 como intendente de Posadas y estuvo acompañado por Mauricio Macri en su lanzamiento. Luego se alejó de ese partido cuando se incorporó a Ramón Puerta a ese espacio, y en el 2009 fue candidato a concejal por la Coalición Progresista. En el 2011 acompañó a Miguel Iturrieta en su campaña a la alcaldía posadeña.” Bustos no se achica y sigue convocando a la gente a que se afilie a su partido y reuniéndose en el Hotel Julio Cesar donde realiza sus reuniones y hasta hace poco recibía a funcionarios nacionales, como el ministro Bullrich, hoy candidato del PRO por la provincia de Buenos Aires.  Aunque hoy la Justicia Electoral volvió a ser flexible estirando el plazo para que pueda reunir los 800 afiliados que necesita para presentarse junto con Ricardo Kapko, un suboficial retirado de la Policía de la provincia, para ocupar los escaños que anhela y desde lo legislativo continuar su lucha. ¿Podrá? Solo el tiempo y los buenos amigos suyos tienen la última palabra.

 

Fuentes: medios digitales de Misiones y redacción El Itaembe