CAMBIEMOS ganó a nivel país, pero apenas pudo mejorar su perfomance en Misiones. En Posadas la lucha será en el HCD

Politica

Macri agradece a quienes votaron por sus candidatos. El reparto del poder cambio el mapa y fortaleció al partido gobernante y su frente. Misiones no tendrá mucho margen de ahora en más

 

 

Los que fueron y no a votar. Donde perdió y donde ganó

Entre los que no fueron a votar ayer, los catamarqueños se llevan el 69 por ciento y los de San Luis en cambio un 83 por ciento que asistieron. De los 33 millones de electores que tiene la Argentina 22 millones, se concentran en 7 provincias. 12 millones pertenecen a la provincia de Buenos Aires. Es decir un tercio del padrón nacional. CAMBIEMOS ganó en Jujuy, Corrientes, Neuquén, Salta, Chaco, Santa Cruz y en La Rioja. Jujuy y Corrientes eran del oficialismo. Pero en cinco que no lo eran triunfó. Y perdió en Formosa, Tierra del fuego, La Pampa, Tucumán, San Juan, Catamarca, Chubut, Misiones, Rio Negro, San Luis y en Santiago del Estero.  Es decir que perdió donde la cantidad de votantes no llegan a los 6 millones.

 

Como queda repartido el poder en Senadores y Diputados

En el Senado Cambiemos tenía 15 senadores, sumo 9 más. Es decir que ahora va a tener 24.  El peronismo (no kirchnerista) conducido por Pichetto tenía 27 senadores, perdió 5 y les queda 22.  El kirchnerismo quedó igual, 11 senadores. Si se unen, los peronistas pueden logran conformar 33 votos en contra de 27 de Cambiemos.  En la Cámara de diputados Cambiemos tenía 86 diputados ahora tendrá 107, mientras que el kirchnerismo de los 73 que tenía se quedó con 66. Los justicialistas que no pertenecían ni a Massa ni al Kirchnerismo eran 17. Ahora tendrá 43. En tanto que el Massismo tenía 37, tendrá 21. Y la izquierda tenía 4, y ahora tendrá 3. Resta un grupo de 40 diputados de diversos sectores de los cuales quedaron 14. Lo que resta del peronismo no kirchnerista y del massismo los “une el espanto.”  El peronismo hizo una malísima elección, a excepción de lo que sucedió en San Juan y en Tucumán. En San Juan, el gobernador, Sergio Uñac, heredero de Gioja, está más cerca a Macri que al peronismo. Y el gobernador de Tucumán, Manzur, aunque ninguno de los dos tienen perspectivas de proyección nacional, por el momento. En Salta el triunfo de Cambiemos frustró la proyección nacional que podría haber tenido Urtubey. 

 

Longobardi: configurar un “Arco político moderado”

En su columna política donde analiza las elecciones de ayer, Marcelo Longobardi, sostiene que “la señora de Kirchner perdió en cuatro de las últimas cinco elecciones en que se presentó. Pero ayer presentó su derrota como un triunfo en primer lugar contra ella misma. Segundo, dijo que su fuerza fue la única que resistió el avance del oficialismo siendo que ella entendió que las fuerzas políticas más atenuadas en su nivel de oposición fueron todas derrotadas. Y que ella logró consolidarse como la única oposición que queda en pie en Argentina. Agregó que tuvo que enfrentar al aparato de poder más espectacular que se ha visto en la Argentina en los últimos tiempos.  Esto contrasta con la visión que el propio Gobierno ha tenido de sí mismo durante esta primera etapa del primer mandato del presidente Macri. El Gobierno ha postergado un conjunto de reformas justamente como consecuencia de una visión contrapuesta a esta. Cristina ve en el gobierno de Macri una hiper concentración de poder. Y el presidente Macri ha entendido que le faltaba poder durante esta primera etapa para emprender las reformas. Durante algunas discusiones hemos discutido ese punto, ellos dicen no podemos hacer tal cosa hasta tanto no se ratifique la voluntad popular en las elecciones de medio término. Tal es así que esta mañana siguiendo los comentarios que se han publicado en los diarios da la impresión que estamos inaugurando un gobierno nuevo. Yo creo que el Gobierno interpretó que no tenía poder para emprender las reformas. Jorge Fontevechia la recomienda al presidente elevar su mirada. Le dice vaya más allá del kirchnerismo. Le sugiere que no muera de éxito.  Carlos Pagni sostiene que la ex presidente Cristina Kirchner obtuvo un caudal de votos suficiente para seguir obturando la renovación del peronismo, el lugar exacto en el que la necesita el presidente Macri para su carrera hacia el 2019. El Presidente en su conferencia de prensa ha ratificado un estilo de gobierno. El Presidente ha ratificado el gradualismo. Y da la impresión que uno no puede imaginar ningún cambio ni de estilo ni de fondo. Queda una cuestión pendiente muy importante que había explicitado hace unos días Natalio Botana. Queda pendiente configurar un arco político moderado sobre el cual se reconstruya la Argentina.”