Cayo a una letrina de unos 5 metros de profundidad y está vivo

Policiales

Se le termino el piso a Pedro

Al parecer el hombre pisó la tapa de cemento que cubría el pozo, la cual se rompió por el peso del sexagenario, precipitándose al vacío, unos 5 metros de profundidad, sin poner en riesgo su vida.  “La verdad es que me sorprendió porque yo iba caminando y de pronto se me terminó el piso” dijo Pedro una vez rescatado por efectivos de la comisaría de Wanda y los bomberos voluntarios, que acudieron al lugar y lo sacaron envuelto, prácticamente en materia fecal y líquidos cloacales, pero vivo. Posteriormente  y luego de ser higienizado fue internado en el SAMIC de la zona donde recibió las primeras curaciones y demás estudios, que se le hicieron para saber si había recibido algún otro tipo de herida interna.