Denuncian a "soldados de la narcopolitica" que "aprietan" a quienes trabajan con adictos en los barrios

Politica

#Ni un pibe menos por la droga con dirigentes de la CCC y la CTA junto al Alberto Barros sacerdote catolico - Imagen: Agencia Hoy

 

 

Apriete ante el compromiso con los adictos

El programa “Ni Un Pibe Menos Por La Droga” que lleva adelante la Corriente Clasista y Combativa (CCC) tiene como objetivo combatir las adicciones en el barrio Néstor Kirchner y Madres de Plaza de mayo de San Isidro, dando contención y apoyo a los chicos que han caído en el vicio.  “En el barrio Madres de plaza de mayo,  un grupo de chicos de la ce, ce, ce, armaron un equipo como parte del programa #“Ni un pibe menos por la droga” y resulta que estaban teniendo toda clase de apoyo de la gente, pero vino una patota de gente que está en la “mala vida” y los amenazaron con que se dejen de joder con los pibes del barrio. Y ahora últimamente están teniendo una represalia por el grupo que se formó” dijo Cesar Mendoza, integrante de la CCC. Cesar relató que estos jóvenes militantes, están trabajando con los chicos adictos del barrio, dándole clase de Taekwondo en un salón de usos múltiples (SUM) que estaba todo destruido  y lo pintaron y arreglaron y que “ahí se estaban juntando los chicos que tenían problemas de adicciones” y explica que los jóvenes al ver la necesidad que tenían, “estos chicos de la CCC, tenían como objetivo sacar a los chicos de la droga y tratar de ayudarlos de que no caigan más en eso.” Cuenta Cesar que ya habían comenzado a dar clases de Taekwondo sumando otros deportes como fútbol, básquet, pero “parece ser que a un grupo de ese barrio, que son de la mala vida, no le gustó lo que se estaba haciendo” dice.. Y como consecuencia, “le destruyeron el SUM de ellos que ya lo habían arreglado y lo estaban pintando. Cuando este grupo les dijo que tenían que irse, porque no eran del barrio” relata explicando que además, le cortaron las luces y les hicieron un escrache echándolos

 

 

La respuesta de la CCC

Cesar relata que después de estos incidentes, “se hizo una denuncia en la comisaria  en la décima quinta pero los policías, no le recibieron la denuncia. Y entonces vinimos a la Fiscalía y en la Fiscalía tampoco le tomaron la denuncia y por eso vinimos a ver al ministro Pérez para ver que medidas se puede tomar para proteger a la gurisada. La idea es que les den mayor seguridad y estamos pidiendo al gobierno que nos brinde seguridad a los compañeros que están trabajando en ese barrio. Porque son chicos entre 14 y 15 años  que formaron el grupo para tratar de rescatar a los chicos que están en la droga y son adictos. Pero estando esa gente que los amenaza están corriendo el riesgo de perder sus vidas” En tanto Lorena Pereyra, quien tiene a su cargo al grupo de jóvenes de la Corriente clasista y combativa que llevan adelante la iniciativa denunció que las amenazas y aprietes son para que  (los chicos de la CCC) “se pongan la camiseta de un puntero político y no la de la Corriente Clasista y Combativa” y que los chicos tienen que apoyar  “a Losada  (intendente de Posadas), a Pinky (concejal Santiago Enríquez) o de “Pelito” Escobar”, dirigentes del Frente Renovador. La mujer dijo tener miedo  y que por eso “lo hacemos público”.  Y  “pedimos al Gobierno que se haga responsable, y que apoye al movimiento para que podamos continuar con nuestra tarea de prevención. Porque no queremos una guerra de pobres contra pobres,” detalló.