El gobierno decidió abrir el camino hacia el Moconá, porque hay "Viablidad ambiental" dicen. Los mbyas divididos

Politica

Decision politica tomada

En el Boletín Oficial de la provincia se publicaron este viernes dos elementos jurídicos que avalan la construcción de la obra. Primero el decreto 558, firmado por el gobernador Hugo Passalacqua, el ministro de Gabinete Adolfo Pischik y la ministra de Ecología, Verónica Derna, donde se dispone “la continuidad de los trámites administrativos” del proyecto y por otra parte, la resolución 200 de Derna, con fecha 5 de junio, por medio de la cual se aprueba la “viabilidad ambiental” del proyecto. El año pasado, a raíz de las numerosas críticas que cosechó esta intención, el Gobierno dispuso el decreto 1.614/16 suspendiendo todos los trámites. Ahora, con el decreto 558 publicado el viernes, se dio continuidad a los trámites. Entre los fundamentos de la polémica decisión se explicó que “el Ministerio de Ecología debe maximizar los esfuerzos para la difusión de la información referente a la posibilidad, viabilidad y factibilidad de la apertura de un acceso al Lote 8 de la Reserva Biosfera Yabotí” y se agregó que “conforme surge del informe emitido por el Departamento de Prensa y Difusión del Ministerio de Ecología, se ha concretado la difusión de información en diferentes medios de comunicación, tanto radial, digital, gráfico, como televisivo”. “La Ministra de Ecología manifiesta que se han maximizado los esfuerzos a fin de difundir la información referente a la posibilidad, viabilidad y factibilidad de la apertura de un acceso al Lote 8 de la Reserva Biosfera Yabotí, por lo que considera cumplimentado el requisito establecido en el artículo 2 del Decreto 1.614/16”,se indicó en el documento. Luego se recurrió al argumento de que las comunidades mbyá solicitan un acceso por el interior del Parque: “A fojas 24 obra nota de los integrantes de la comunidad mbyá guaraní por la cual solicitan la urgente apertura del camino del Lote 8 de la Reserva Biosfera Yabotí, y por la cual manifiestan que debido al accionar de personas que no habitan en dicho lugar se los inhibe de poder mejorar su calidad de vida”.

 

El negocio de hacer un camino

Sin embargo, nada dice el decreto sobre la intención de construir un emprendimiento turístico de elite en el Lote 8, que podría utilizar el camino para ingresar desde el Parque. Este fue uno de los cuestionamientos de los guarda parques porque “vamos a dejar de ser un Parque protegido para ser la tranquera de acceso a un emprendimiento privado”, dijeron. Ecología también argumentó que “la reconocida organización no gubernamental Greenpeace dio su apoyo al pedido de las comunidades mbyá guaraní” al igual que la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, que “se expresa en idéntico sentido, manifestando su respaldo al pedido de los pueblos originarios respecto al pretendido camino”. Por ello, en el artículo 1 del decreto 558 se dispone “la continuidad de los trámites administrativos cuya suspensión fuera establecida en decreto N° 1614/2016”.

 

Caminos alternativos

Desde un primer momento, los guarda parques y organizaciones ambientales que se opusieron al camino argumentaron que existen otros caminos alternativos por afuera del parque, sin la necesidad de dañar un área protegida extremadamente sensible que alberga especies únicas en el mundo y plantas que son patrimonio natural. Para ir desde la ruta costera hasta el Lote 8 las comunidades actualmente caminan 30 kilómetros por adentro del Parque y es ahí donde se pretende construir el camino. Sin embargo, un grupo de guarda parques elaboró una propuesta alternativa, utilizando viejos caminos donde transitan camiones para sacar la madera y que solo tendría 22 kilómetros de longitud, sin pasar por el interior del Parque. A esta propuesta, el Ministerio de Ecología nunca la tuvo en cuenta, a pesar de las ventajas, dejando con ello en evidencia que su intención es un camino por adentro del Parque para llegar al lote privado.

 

 

Qué dice la Viabilidad Ambiental

El 5 de junio la ministra de Ecología, Verónica Derna, firmó la resolución 200 que otorgó Viabilidad Ambiental al camino que pasará por el interior del Parque Moconá. En dicho documento se indicó que hay un acuerdo “para el Uso Sostenible del Lote 8 suscripto entre el Ministerio de Ecología, las comunidades mbya guaraní de Tekoa Yma, Kapií Vate e Itao-Mirí, World Land Trust y El Moconá SA (empresa propietaria del lote)”. Todos piden que el Lote 8 “tenga un camino de acceso a la vía pública con el fin de preservar las necesidades humanitarias básicas”. Asimismo, señaló que “se presenta el Estudio de Impacto Ambiental del acceso al Lote 8, con relevamiento de flora, revelamiento faunístico y con informe ambiental” que fue puesto a consideración de las autoridades indígenas de aquellas comunidades, “quienes expresamente y por escrito han manifestado su aceptación”.

 

Audiencia pública y proyecto de camino

Luego menciona la resolución de Ecología que se cumplió con la Audiencia Pública el día 7 de septiembre de 2016, en Aristóbulo del Valle (lejos del lugar afectado), donde la mayoría optó por la Alternativa III del camino, según el informe de Audiencia realizado por el antropólogo Lautaro Sosa. También se consideró un informe técnico  Nº 02/17 “elaborado por la Comisión Técnica de Evaluación de Impacto Ambiental de este Ministerio” que analizó el proyecto “construcción de un camino de acceso al Lote 8 de la Reserva de Biosfera Yabotí, Alternativa III”, y consideró  “oportuno, meritorio y conveniente” otorgar la Viabilidad Ambiental al proyecto “sujeta al total cumplimiento de las recomendaciones”.  El proyecto consiste en “la construcción del camino dentro del Parque Moconá de unos 3.000 metros aproximadamente y de “….un ancho total de 4 metros, el material que se sugiere utilizar es la consolidación pétrea mezclado con el suelo rotulado, detallado en el punto 4.2. el mismo resiste mucho peso, con baja erosión y resulta además menos impactante para el ambiente (FIG. 9 )....”. Se obliga al consultor técnico a solicitar asistencia a Vialidad Provincial, cumplir requerimientos de las Áreas intervinientes en los informes y agregar el mayor nivel de detalle y precisión en su informe. Lo más polémico es que se puede modificar el proyecto, avisando a Ecología 60 días antes.