Esperanza y Circo: Se presentó el Partido Solidario de Heller en Misiones

Politica

Solidaridad para todos

La semana pasada se presentó el Partido Solidario, que como una franquicia del homónimo que tiene su sede en Buenos Aires y es conducido por el diputado  nacional del Frente para la Victoria (léase kirchnerismo) Carlos Heller, en Posadas cuya cara visible y candidato a diputado nacional es el joven “Pichi” Esper, hijo de la Parlamentaria del Mercosur, Julia Argentina Perié de extracción justicialista, que tuvo una activa participación en el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner y del médico Mario Eduardo Esper.

 

Pinguinos en la cama

"Vamos aclarando el panorama que hay pinguinos en la cama", dice Arjona en su canción, y es bueno y saludable para el votante misionero saber de qué se trata esta nueva estrategia del kirchnerismo en Misiones que, al igual que la Renovación Rovirista, busca “dividir” a los votantes para restar votos a la proyecto que lleva adelante la derecha de la mano de Mauricio Macri y así evitar la polarización de uno u otro modelo. Que seamos realistas en Misiones es más de lo mismo.  

 

Quien es Heller?

El dirigente nacional, al que muchos lo identifican por haber sido presidente de Boca Juniors, es un antiguo militante de la centro izquierda argentina en el sector cooperativo. Que durante la dictadura militar formó parte de la resistencia cooperativista participando activamente en la fusión de cooperativas de crédito quienes uniéndose sobrevivieron dando así origen, en 1979, al Banco Credicoop a partir de la fusión de 44 cajas de crédito existentes en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Heller fue gerente general de la entidad hasta 2005, cuando fue elegido presidente del Banco Credicoop, entidad cooperativa que en 2007 se ubicaba como el segundo banco privado del país.2​ En ese carácter ha sido elegido Presidente de Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (ABAPPRA)- (Fuente: Wikipedia). Y en la actualidad aún hoy continúa manteniendo estrechas relaciones con las Pymes urbanas y agrícolas.

 

El Partido Solidario

En 2007, Heller crea el Partido Solidario y realiza un acuerdo electoral con Frente para la Victoria de Néstor Kirchner y suma al exjefe del gobierno porteño Aníbal Ibarra y al ex montonero, por ese entonces diputado nacional, Miguel Bonasso.  Y juntos van por la jefatura de gobierno acompañando a Daniel Filmus con la fórmula Filmus Heller. Con la cual competirá por la jefatura de gobierno contra Macri – Michetti contra quien pierde luego de enfrentar un ballotage, el 24 de junio de ese año ya que ninguno de las dos fórmulas había alcanzado más del 50 por ciento.  En el 2009 se consagra como diputado nacional por el peronismo kirchnerista, otros sectores progresistas, y los sindicatos. En el de 2013, renueva su banca de diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires. En el 2015 fue precandidato a jefe de Gobierno porteño, por el Frente Unidos Por la Ciudad, dentro del Frente para la Victoria. Ante el cierre de listas en la Capital Federal, acordó una lista única de legisladores y comuneros con el precandidato presidencial Jorge Taiana y el ex Jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. Esta nómina fue apoyada por el Movimiento Evita y encabezada por el líder de Partido Solidario Edgardo Form. Pero esta lista quedó afuera de las Primarias dando su apoyo finalmente a  Mariano Recalde para las Elecciones Generales. Y ahora llega a Misiones de la mano de los Perié “progre” que se quedaron dentro del justicialismo a nivel nacional y acá van en alianza con la Renovación Rovirista.

 

 

"Orgánico y disciplinado"

Mario “Pichi” Esper, respondiendo a su educación justicialista, aprendió a ser “orgánico y disciplinado” y a llevar “en su mochila el bastón de mariscal.” “Pichi” renunció al Partido Justicialista de Misiones para luego abordar la cuestión de poder ser diputado provincial.  Y para ello renunció al cargo que tenía en el partido justicialista de Misiones. Como lo explico al diario digital BPT que, “en una nota dirigida al Congreso Partidario y recibida por el Presidente de ese cuerpo puse a disposición del Congreso mi renuncia como Vicepresidente Primero del Consejo Político Provincial y en ella expuse mis motivos personales y políticos”. Perié renunció porque, según dice en la nota enviada: “fui honrado con ese cargo por una lista de Unidad en representación del proyecto Nacional y Popular bajo la conducción de Cristina y no he visto esa defensa de parte ni del Consejo ni del Congreso partidario y por ello entiendo que es el momento de dar un paso al costado y generar referenciación política electoral clara de reivindicación de nuestras políticas de inclusión y desarrollo en la provincia de Misiones”. Y luego de manifestar sus discrepancias con el presidente del partido Juan Manuel Irrazabal dijo al periodista que lo entrevistaba que , “no tengo contacto ni conversaciones con él desde hace más de un año, desde su voto favorable a los buitres en el Senado, creo que hemos perdido una oportunidad histórica de reordenar, agrandar y engrandecer el partido en Misiones y las cosas en política siempre son hacia adelante, así que decido salir a dar las discusiones y planteos que el PJ debería haber dado en su momento y que son los que a la gente le afecta diariamente como es el tema de los precios del supermercado, las tarifas, la suba de los alquileres, los medicamentos de nuestros abuelos, entre otros” sostuvo dejando en claro, por ese entonces, que tiene intenciones de disputar la conducción del partido el año que viene. Y hoy vemos  al joven Perié que junto, Heller puede seguir su construir de poder por fuera del justicialismo, como lo hizo Cristina Fernandez de Kirchner.

 

La pregunta del millón

La pregunta es: ¿a quién responde Perié en realidad? ¿Al Kirchnerismo, encarnado hoy por Cristina Kirchner? ¿A Rovira, en el ámbito provincial? Ya que como dicen los propios renovadores que la renovación es “un amplio movimiento” donde pueden mezclarse peronistas, radicales, Macristas y hasta Sciolistas devenidos ahora en Kirchnerista del núcleo duro de la señora Fernandez. Lo real es que mientras en las tribunas vociferan contra los “dictámenes del puerto de la ciudad de Buenos Aires” ahora encarnado en la figura de Mauricio Macri, a quien detestan, por otro lado los Perié siguen con una pata en Buenos Aires y otra en Misiones al lado del líder de la Renovación aunque públicamente se muestren distanciados, para recuperar la credibilidad de los votantes depositando sus esperanzas de seguir “prendidos a la teta del estado” a través de sus hijos. Y así, todo queda en familia, favorecida por estas “coyunturas políticas” en la historia del país y de la provincia. Mientras “el pueblo”, que dicen representar, sigue postergado en los barrios, esperando que alguna vez la clase política se decida a construir, con el poder que se les da, un país en serio donde todos sean incluidos de verdad.