La candidata a concejal de la renovación, Anahi Repetto, provocó el enojo de dirigentes barriales, al acusar de vandalismo a vecinos de Itaembe mini

Politica

La directora de Desarrollo Social de la comuna y candidata a concejal por el espacio politico de Losada, acuso de vandalos a los vecinos del B° L.A

 

 

Todos de campaña y acusaciones cruzadas

La denuncia, a través de su cuenta de Facebook, de Morel sobre la utilización de dinero del erario público para financiar la campaña de la joven delfín del intendente Losada, pivoteando sobre los artículos que publican los medios opositores (sin pruebas fehacientes de que esto sea así) sirven de base a este dirigente social y fundador de la Unión de Comisiones vecinales, que viene bregando desde hace mucho tiempo por la creación de un centro educativo en su barrio, además de los habituales reclamos por obras públicas en su barrio, que le valió la creación de un nuevo Centro de Integración Territorial (C.I.T como ahora se los denomina a las Delegación municipales) con la aviesa intención de mermar su poder convocante entre los vecinos, haciendo lo que él pide, pero en el tiempo y con los recursos con los que cuenta el municipio.

 

 

Peleas que no resuelven la cuestión de fondo

La lucha entre Morel y el nuevo Delegado municipal, Daniel Stefan, comenzó desde la creación de la Delegación Municipal, que resulta de haber dividido la Delegación de Itaembe mini. Morel venia solicitando la creación de esta nueva delegación (y no la división de la de Itaembe mini como se hizo) para atender las necesidades de sus vecinos y de los demás barrios que, según este dirigente, quedaron abandonados entre Itaembé mini y San Isidro. Ante la falta de respuesta, Morel y los presidentes de unas cuarenta comisiones vecinales (al principio) crearon, dentro de lo que establece la ley, la Unión de Comisiones Vecinales para hacer los pedidos de obras al Concejo o al intendente en grupo y no en soledad como lo venían haciendo los presidentes de las comisiones vecinales hasta el momento.

 

 

El polaco Stefan cuadro Rovirista al servicio de Losada

Daniel Stefanllegó al Latinoamérica cuando Losada, ante la presión de los vecinos y del HCD, divide la Delegación municipal de Itaembe Mini en Este y Oeste, creándose una nueva Delegación o C.I.T. Cuando los vecinos conocieron más de cerca, al “polaco” o “colorado” como es conocido en los barrios, comenzó a circular el rumor de que cobraba dos sueldos, uno como empleado de Cámara de Diputados y otro en la EBY, este último habría dejado de percibir cuando Humberto Schiavoni se hizo cargo de la conducción. Y aunque Morel, Losada y Stefan seguían peleándose  las obras que necesitaban los vecinos no se hacían. Y asi continuaron inundándose cada vez que llovía, o caminando muchas cuadras bajo la lluvia, el frio o el calor para poder viajar, ya que la empresa de transporte quitó las paradas del barrio, sin que nadie les diera una explicación. Medidas que adoptaba Losada para tratar de “disciplinar” a este díscolo y combativo dirigente.

 

“Lomo ancho” de kunfuteca

Daniel Morel, es un ex practicante de Kung Fu, que en sus años mozos, aprendió a soportar el dolor y la presión en los torneos deportivos. Formado, en los valores y el rigor de una educación tradicional y ortodoxa, es respetado por los antiguos vecinos del barrio, que reconocen su compromiso social y el permanente reclamo que hace al municipio para que solucione las necesidades que tienen. Es el típico líder barrial conocido y retobado con los políticos, pero amado u odiado por sus vecinos. Ahora la discusión se centra con la Directora de Desarrollo Social de la comuna, Anahí Repetto de prosaico apellido peronista, ya que es hija de Ángel CachoRene Repetto médico, ex jugador del Club Mitre, peronista de alto compromiso social con sus pacientes “hasta que entro a la política” como lo recuerdan. Fue funcionario de Ramón Puerta en los 90. Candidato a concejal por Luz y Fuerza, e intendente interino luego de la destitución de Brignole.  Convirtiéndose en un ferviente Rovirista, después de haber estado en la vereda de enfrente. Morel critica varias actitudes de la candidata por fuera de la ley, según sostiene, ya que denuncia que ella como funcionaria municipal debió haber pedido licencia para hacer campaña proselitista. Además de acusarla y denunciar al intendente de obligar a los empleados municipales a usarlos para colocar la cartelera de campaña de “su candidata” al concejo.

 

Vándalos.Palabrita que provocó el enojo de Morel

En su cuenta de Facebook, Morel invita a sus amigos que lean la misiva que le envió la funcionaria, ante los pedidos que formula a la comuna para que arregle los juegos infantiles que se colocaron para los niños. “Esto me contestó hoy la candidata a Concejal por el partido del intendente” dice Morel quien pide a sus amigos a que “lo lean, no hay desperdicio, la falta de preparación y respeto a mis vecinos de Latinoamérica, llamándonos VÁNDALOS, y que después del 22 van a seguir trabajando.”

 

 

La contestación de Repetto y la respuesta de Morel  

“Una de las medidas que tomó Joaquín (Losada)al asumir (el ejecutivo municipal)fue crear una delegación para poder mejorar la atención de la zona de Itaembe-Este, con los escasos recursos que se tienen, teniendo en cuenta la economía actual, el Delegado Julián Stefan está presente en cada barrio de la zona. Al respecto de los juegos de la plaza (del barrio Latinoamérica)la Municipalidad, tiene un equipo que se encarga de la reparación y embellecimiento de los mismos. Teniendo en cuenta que Posadas es muy grande y muchas veces el vandalismo de los mismos vecinos no contribuye al mantenimiento de estos, muchas veces se complica, pero podés estar seguro que se van a poner en condiciones los juegos Daniel (Morel),nosotros no tenemos estos 12 días que quedan de campaña para prometer, después del 22 de octubre vamos a seguir trabajando por Posadas como lo venimos haciendo.  Nuevamente te invito a acercarte a nuestras oficinas y poder conversar sobre la problemática específica del Barrio y qué podemos hacer para mejorar, muchas gracias por tu tiempo.” A lo que Morel contestó en su cuenta, “claramente le dije que, en mi barrio se cuidan las cosas y segundo, que, si cumple una función pública, tiene que renunciar a su cargo para hacer campaña. (Tal como)lo establece la ley, no yo.  O sea, ¿tenemos que esperar que la niña termine su campaña política para solucionar los problemas de los vecinos?”