PAyS presentó candidatos: Para Bárbaro y sus candidatos el único culpable de todo es Macri.

Politica

PAyS presentó sus candidatos a la prensa, en  la Plaza 9 de Julio. Caras nuevas para una tibia oposición a la Renovación pero fuerte al gobierno de Macri

 

Barbaro y su PAyS recargado

Acompañará como candidato al Senado de la Nación a Bárbaro la ex directora de Radio Nacional del gobierno anterior, la periodista y ultrakirchnerista María Itumelia (Mariquita) Torres.  Sumándose a la lista de candidato a diputado nacional Isaac Lenguaza, el expresidente del Colegio de Abogados junto a Martin Sereno, un ex cuadro del Movimiento Evita que conduce Emilio Pérsico, reinventado en activista social en Misiones, para terminar acompañando a Bárbaro como asesor comunicacional primero y luego como legislador, con una aceitada experiencia como ex piquetero, que pone al servicio de toda causa social que involucre a los más necesitados. Aunque pesen sobre su gestión acusaciones de amenazas y “tráfico de influencia” que hoy podrían ser medallas a su labor como un diputado proactivo, en cuestiones sociales de urgencias. Lo que le vale ahora ser el candidato del partido al Congreso de la Nación, acompañado por Gustavo Weirich; la militante feminista del Partido Comunista de la Argentina, Valeria Silvestri, seguidos por el concejal de Andresito, Adriano Matter; la militante social del Movimiento Evita Misiones, Celeste García, y el referente del PAyS de Iguazú, Carlos Muggler.

 

El trofeo de PAyS es ser antimacrista pero no opositor a la renovación

En la presentación de los candidatos de la lista, posaron para las fotos, el concejal de San Pedro, Alfonso Frayd y la docente universitaria y asesora legislativa, Laura Ebenau. Focalizando la atención de los movileros, el candidato que en el 2015 tenia "huevos" para enfrentar a la renovación dijo que:“A diferencia de otra provincias, el PAyS logró reunir a los sectores populares que coincidimos en un espacio donde podemos mostrar un trabajo genuino en la tierra colorada. Una militancia comprometida de cada uno en su sector, y afirmamos con orgullo que no tenemos ninguna mancha Macristas en nuestro haber.” De esta manera Barbaro, unificando el discurso con el resto de la clase politica "progre" está convencido de que va a ser oposición, a  Macri en Buenos Aires.  Aunque para muchos, nunca lo fué en Misiones, como vendia con su discurso de barricada. Según dicen los mal pensados, son razones monetarias lo que lo llevaron a tener una tibia  y muy flexible conducta dentro del recinto de las leyes,  a la hora de ser el opositor que públicamente muestra con discursos incendiarios, del oficialismo renovador. Para Barbaro y sus candidatos, a excepcion de algunos Kirchneristas que creen que la única batalla que vale dar es al Macrismo y no al rovirismo, el enemigo es  el PRO y sus aliados. Y asi evita hablar de los verdaderos problemas que tiene la gente que no comulga con la renovación y que, sin embargo, no tienen quien la represente. No por nada los gremios más combativos de los distintos ámbitos del trabajo en la provincia, se unieron para conformar un frente, para enfrentar al Rovirismo, aunque en Buenos Aires, unos apoyarán al Macrismo, otros al Kirchnerismo, como es el caso de Barbaro y sus candidatos, y otros a la Renovación. Pobre el pueblo misionero que no acompañe a ninguno de estos tres cabezas de listas.   

 

País y provincia esponja

Como lo dice León Gieco en una de sus canciones “es mi país, es un país esponja. Se chupa todo lo que pasó” y algunos candidatos hablan de honestidad cuando sus ex líderes políticos, enfrentan hoy procesos penales por corrupción, como es el caso de Mariquita Torres: “nos están robando todos los sueños que conquistamos con mucho sacrificio durante los 12 años anteriores a esta gestión, y la única manera es poner un pie en el Congreso Nacional. No vamos a aflojar en la búsqueda democrática de terminar con este proceso que nos está arrasando la Argentina.” Dice olvidándose de Cristina Fernandez de Kirchner, de Julio De Vido, Boudou y otros funcionarios. Claro el enemigo común es Mauricio Macri, y usan ese caballito de batalla para denunciar la corrupción, allá ité, pero no dicen nada de las respuestas urgentes que necesitan los misioneros, olvidados por este gobierno que muchas veces prioriza las cuestiones sociales y económicas de sus amigos y militantes dejando de lado las que necesitan la gente para progresar.