Trabajaba en la Defensoria del pueblo y la echaron. Su hija espera un transplante de corazón

Información General

Nilda Cabrera (al centro del grupo con chaleco de ATE) rodeada por integrantes de ATE que piden la restitucion del puesto de trabajo y un mejor sueldo

 

Una situación laboral irregular que se agrava

Además de haber sido echada de su trabajo, Nilda tiene un problema mayor  que es el estado de salud de su hija. Una pequeña de 5 años que espera ingresar a la lista de espera del INCUCAI para recibir un corazón. “A raíz de esta patología, acá en Misiones se aprobó una ley en el 2011 donde el propio Rovira se sacó una foto con Nilda y su hija, demostrando que esta ley permitiría salvarle la vida a la pequeña, pero todo eso parece haber quedado en el olvido” recordó López quien dijo que a principio de Agosto presentaron un reclamo por esta situación, a través de un escrito presentado por el abogado de ATE, pero no recibieron ninguna respuesta. En la mañana del martes, la gente de los chalecos verdes, llegaron a la Defensoría  para dialogar con Alejandro Cohen o con quien lo suplanta en la cadena de mando. “Pedimos hablar con el suplente de Cohen, el señor Garayo,  y ahí nos enteramos que no asumió su cargo para el que fue electo. Quien toma las decisiones, arbitrariamente, es un asesor jurídico de apellido Luna, al que la trabajadora lo señalo como quien la acosaba laboralmente, diciéndole que ella ganaba demasiado para el trabajo que hacía, es decir hacer la limpieza de las oficinas” dijo Miriam López Secretaria Adjunta de ATE.

 

Cabrera pide que le devuelvan su trabajo

López dijo que la ex empleada de la Defensoría, tiene dignidad. “Si la nena (de Nilda Cabrera)entra en lista de espera (para el trasplante de corazón) ella se va a tener que quedar en Buenos Aires y contaba  con el respaldo de los ocho mil pesos que le estaban pagando acá. Ella lo que pide es su fuente de trabajo, es tan digna, que no está pidiendo ayuda, está pidiendo que le respeten su fuente de trabajo” dijo Miriam López. La gremialista cree que la mujer puede querer encadenarse frente al edificio como una forma, un tanto desesperada, de reclamar que le devuelvan la única fuente de ingreso que tiene para sobrevivir y lograr la supervivencia de su propia hija que está luchando por su vida. ¿Se darán cuenta de esto, estos funcionarios que dicen representar al “pueblo”